Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

Las colillas dificultan el crecimiento de las plantas terrestres

Un estudio prueba el potencial de las colillas arrojadas al suelo para disminuir el crecimiento y alterar la productividad de las plantas terrestres26/07/2019Sector: Viveros productores de planta | Comercialización y distribución | Jardinería y Paisajismo | Empresas auxiliares | Organizaciones y otros | Puntos de venta al público | Semilleros | ObtentoresAutor: GuíaVerde

Según un estudio dirigido por la ARU (Anglia Ruskin University) y publicado en la revista Ecotoxicología y Seguridad Ambiental, la presencia de colillas en el suelo puede obstaculizar el crecimiento de las plantas. 

Esto es así debido a que las colillas contienen plástico, ya que la mayoría de ellas lleva un filtro de acetato de celulosa, que es un tipo de bioplástico. Por lo que nos encontramos ante una nueva forma de contaminación plástica, desgraciadamente habitual y que se caracteriza por ser poco sancionada.

Los microplásticos son un grave problema que contamina y envenena ecosistemas de todo tipo. Hoy en día las colillas constituyen en torno al 13% de los residuos mundiales y una gran mayoría de ellas acaba en el suelo, donde además de liberar otras sustancias nocivas, lo contaminan con plástico.

El estudio desveló que la presencia de colillas en el suelo puede comprometer el crecimiento de plantas. En concreto, conforme a esta investigación, la longitud de tréboles se redujo en un 28% y su germinación en un 27%. En el caso de la hierba, la germinación se reducía un 10% y la longitud de sus brotes, en un 13%.

Para llevar a cabo este estudio, un grupo de científicos tomaron muestras de diversas localizaciones en parques y calles de Cambridge, algunas de las cuales acumulaban hasta 128 colillas por metro cuadrado. Tras llevarlas a su laboratorio, determinaron que los cigarros también pueden matar a las plantas. De hecho, a pesar de estar socialmente aceptadas, las colillas pueden suponer un serio peligro para el medio ambiente.

El Doctor Bas Boots, coautor de la investigación que ha cifrado en 4,5 billones el número de colillas que cada año se tiran al suelo en el mundo, apunta que "aunque se necesita más trabajo, creemos que es la composición química del filtro la que está causando daños a las plantas. La mayoría de los filtros están hechos de fibras de acetato de celulosa, y los químicos agregados que hacen que el plástico sea más flexible, llamados plastificantes, también pueden lixiviarse y afectar negativamente las etapas iniciales del desarrollo de la planta".

Según se indica en las conclusiones de la investigación, el estudio prueba el potencial de las colillas arrojadas al suelo para disminuir el crecimiento y alterar la productividad de las plantas terrestres.