Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

Los árboles de Navidad tendrán una segunda vida en los viveros municipales de Madrid

Hasta el día 31 los viveros municipales de Madrid recogeran los árboles que estén vivos en una campaña que se inició hace más de 20 años y que ofrece una segunda oportunidad a los abetos tras las fiestas.08/01/2019Sector: Organizaciones y otrosAutor: Agencias/ GuíaVerde

Elvivero de la Casa de Campoy el deEstufas del Retiro de Madrid, dos viveros municipales,recogeran los árboles de Navidad que estén vivospara poder ofrecerles una segunda oportunidad tras las fiestas.

Hasta el día 31 de enero recogerán estos abetos para recuperarse tras la Navidad. Se trata de especies que no están acostumbradas a los climas mediterráneos y no resisten muy bien las altas temperaturas.


La única condición para que los árboles puedan recuperarse es que elcepellón se conserve en buenas condiciones, cohesionado y humedecido ligeramente, preferiblemente “a razón de dos vasos de agua a la semana, aproximadamente”, explicó eltécnico de los viveros del Ayuntamiento, Francisco Javier Espallaa la agencia Efe.


Algunas de las especies más compradas y que a su vez más llegan a los viveros de vuelta son laPicea abiesy elAbies pinsapo, aunque según comentó Espalla “ninguna de las dos es la más indicada para esta zona”.


ElPicea abiesproviene del centro de Europa y en España se puede encontrar en algunas zonas altas, pero estaespecie requiere de mucha humedady no agradece el calor por lo que no es adecuada para determinados climas.


Por su parte elAbies pinsapotampoco resiste las altas temperaturas, y aunque es autóctono de la sierra de Ronda en Málaga no es de los que más se compra debido a su coste más elevado.“Tiene más arraigue, por lo que favorece su trasplante”, aseguró el experto.


En este sentido recalca que estas especies son malas para repoblar y señala que es preferible comprar otro tipo de coníferas, como cedros y pinos que serían más adecuadas para colocarlas en los jardines particulares una vez terminada la Navidad.