Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

JARDINERÍA

El proyecto Optimizagua se posiciona como referente en gestión eficiente

Las pruebas han demostrado una alta efectividad en ahorros hídricos y las principales áreas beneficiadas serán los parques públicos, las zonas verdes privadas y los cultivos agrícolas

30/04/2021Autor: Guia Verde

Optimizagua es un macroproyecto impulsado por el Grupo Valero que apuesta por el ahorro de agua en usos de riego. Se concreta mediante la experimentación de modelos de inteligencia artificial integrados a los mecanismos comunes de regulación hídrica. Cuenta con la aprobación de la Unión Europea en el contexto del programa LIFE con etiqueta de excelencia.

Distintas instituciones están asociadas en esta iniciativa, como el Ayuntamiento de Zaragoza —a través de su Oficina de la Agenda 21 Local y su Servicio de Parques y Jardines— y la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno de La Rioja. También participan INAR Ingeniería y Arquitectura, Soria Natural, ASAJA Aragón y Delrío Comunicación Audiovisual.

El proyecto Optimizagua propone un modelo con elevado potencial de transferencia en el empleo eficiente del agua respecto al riego. Abarca las áreas agronómicas, el paisajismo de jardines, los espacios verdes privados y los parques públicos.

La iniciativa se enfoca en amalgamar sistemas tradicionales de captación de aguas pluviales con los de regulación hídrica, según las particularidades de la zona. Se realiza a través de tecnologías que facilitan regar en función de determinadas necesidades de las plantas en climas específicos.

El sistema de riego por goteo es uno de los mecanismos ecológicos más aplicados en parques públicos y agricultura, por lo que se vería fortalecido en su ahorro del agua por Optimizagua. Igualmente sucedería con otros mecanismos tradicionales, gracias a la implantación de sistemas inteligentes para un uso eficiente del recurso acuífero.

Por una parte, todo este conjunto de sistemas y tecnologías logran un aprovechamiento de aguas pluviales para el riego, reduciendo el consumo de agua derivado de redes públicas de abastecimiento. Y, por otro lado, consigue corregir los desvíos de aporte hídrico ocurridos por riegos efectuados en climas adversos o cuando las necesidades ya han sido cubiertas.

Aquello se debe a que los sistemas de riego inteligentes funcionan con energías renovables y están equipados con sensores de humedad y estación meteorológica. Estos registran y controlan la temperatura, la pluviometría, la dirección y velocidad del viento. En consecuencia, la información recabada se analiza para ser aplicada óptimamente en el mecanismo de riego.

Las distintas pruebas del proyecto han demostrado una efectividad entre el 40 % y 67 % de ahorros hídricos, en función de las zonas y los tipos de cultivos donde se concretaron los investigaciones.

Las demostraciones se realizaron en las comunidades autónomas de La Rioja, Aragón y Castilla y León. Con más exactitud, las pruebas en el área de la administración pública se materializaron en el Parque Oliver Oeste y el Parque Castillo Palomar de Zaragoza. Las demostraciones en el ámbito de la construcción se dieron en el Residencial El Avión de Logroño. Respecto al sector agrícola, las experimentaciones se hicieron en la plantación experimental de Soria Natural en Garray, provincia de Soria.