Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

Bosch presenta soluciones innovadoras para la propulsión

Planificación más eficiente con la solución de conectividad basada en IoT Bosch TRACI11/04/2019Sector: Empresas auxiliaresAutor: Bosch

Desde excavadoras y volquetes hasta tractores, Bosch ofrece una variedad de soluciones para maquinaria de construcción y agrícola que reducen significativamente los costes operativos y las emisiones en aplicaciones fuera de carretera. El proveedor de tecnología y servicios está ampliando su cartera de productos con soluciones innovadoras como el tratamiento conectado de los gases de escape. Bosch está presentando su gama de productos en la feria comercial "bauma", que se celebra del 8 al 14 de abril de 2019 en Múnich. 

 

Bosch TRACI – el cloud computing para la maquinaria de construcción

Especialmente en grandes obras, a menudo la ubicación y el rendimiento en funcionamiento de la maquinaria de construcción no están claros. La “Solución de Localización de Activos de Bosch”, TRACI, proporciona estos datos en tiempo real, lo que ayuda a los operadores a planificar la utilización del activo de la manera más eficiente posible. La solución de conectividad basada en IoT permite mejoras adicionales en la eficiencia y la utilización de la flota de vehículos. La solución de Bosch está compuesta por una caja de sensores altamente robusta, el software de análisis basado en la nube y una gama de servicios digitales. Además, es fácil de equipar en los vehículos existentes.

 

Unidad de control del vehículo: control de alto rendimiento con funciones de dominio cruzado

El segmento off-road está experimentando una creciente diversidad y complejidad en la propulsión. Las disposiciones legales requieren mejores sistemas de tratamiento de gases de escape, mientras que las nuevas soluciones de propulsión como el gas natural, el motor eléctrico o la pila de combustible se utilizan cada vez más junto con el diésel y la gasolina. Con la Unidad de Control del Vehículo (VCU), Bosch ofrece una unidad de control extremadamente flexible y de alto rendimiento que coordina todos los componentes de la propulsión. Al asumir parcialmente algunas de sus tareas, permite la simplificación y estandarización de las unidades de control subordinadas más cercanas a los componentes. La VCU también puede conectar la propulsión con otros dominios como el infotainment, la telemática o la transmisión. Esto facilita la introducción de funciones de dominio cruzado.

 

 

Sistemas de tratamiento de gases de escape: el futuro es conectado

Los sistemas de inyección de AdBlue, combinados con convertidores catalíticos SCR (Reducción Catalítica Selectiva), garantizan un tratamiento integral de los gases de escape. Estos sistemas ayudan a los fabricantes de vehículos a asegurarse de que su maquinaria de construcción cumpla con los estándares legales de gases de escape como el Tier 4 de EEUU o EU Stage 5 europeo. El sistema de dosificación Denoxtronic 2.2 evo es una versión más robusta del Denoxtronic 2.2 de Bosch. Además, Bosch ha diseñado la versión altamente compacta Denoxtronic 6-5 para maquinaria de construcción más pequeña. La variante 6-HD presenta una tasa de dosificación de hasta 15 kg/h, lo que la hace especialmente adecuada para motores grandes.

 

La nueva aplicación IoT de Bosch “Validation”, basada en la web, acortará, en el futuro, los tiempos de desarrollo. La función basada en la nube transfiere constantemente datos de la propulsión desde los vehículos conectados. Esta información le permite a Bosch y al cliente ajustar los sistemas de tratamiento de gases de escape y sus componentes de forma más rápida y precisa para diversas aplicaciones.

 

Common Rail de Bosch – la solución correcta para cada aplicación diésel

Bosch ofrece sistemas de inyección para una amplia gama de motores diésel para aplicaciones dentro y fuera de la carretera, desde motores para automóviles y vehículos comerciales semipesados, a motores para industriales pesados y grandes motores. Además, incluye la gestión del motor y una gama de sensores, así como sistemas de tratamiento de gases de escape. La unidad de control electrónica se encarga de la gestión del motor y, junto con los sensores, forma la unidad de control central para el sistema de inyección. Los sensores proporcionan información precisa y actualizada desde el motor y el escape, formando la base para todas las funciones desde la generación de mezclas hasta el tratamiento de gases de escape.

 

Aplicaciones off-highway hasta 19 kilovatios:

Los motores off-highway más pequeños, como los de placas vibratorias y pequeños generadores de energía de emergencia, requieren un sistema de inyección robusto pero compacto, específicamente adaptado a sus requisitos. Para motores de hasta 19 kilovatios, Bosch ofrece ahora la Válvula de Unidad de Control, UCV, que mejora el sistema de inyección existente. Junto con los sensores adecuados, permite a los usuarios controlar electrónicamente el inicio y el final de la inyección. Este enfoque ofrece una estabilidad mucho mayor en comparación con los sistemas mecánicos. Los usuarios, por ejemplo, tienen un control más preciso sobre la velocidad del motor cuando operan una placa vibratoria. La válvula ayuda a los motores a cumplir con las normativas de emisiones Tier 4 final de EEUU y la Stage 5 de la UE, así como normas comparables. Para los fabricantes de motores, el controlador mecánico específico que se utilizaba anteriormente, es cosa del pasado. Esta función se realiza ahora mediante un conjunto de datos almacenados en la unidad de control.

 

 

Aplicaciones off-highway hasta 130 kilovatios:

Los sistemas common rail CRS2-OHW de Bosch tienden a usarse en motores de hasta 130 kilovatios. Están especialmente ajustados a los requisitos específicos de uso fuera de la carretera. En particular, están diseñados para períodos de uso a plena carga y mayores cantidades de inyección, lo que los hace altamente robustos, eficientes y potentes. Los inyectores de alto rendimiento de la segunda generación ofrecen a los desarrolladores de motores un alto grado de libertad a la hora de diseñar el ciclo de inyección. Cubren hasta ocho inyecciones individuales por ciclo en un marco de tiempo ajustado. Esto ayuda a reducir aún más el consumo de combustible y, por lo tanto, las emisiones de CO2, la contaminación y el ruido.

 

Aplicaciones off-highway para vehículos pesados y medio-pesados de hasta 560 kilovatios:

Para motores diesel más grandes, el sistema modular de inyección common rail de Bosch CRSN ofrece un suministro eficiente del combustible e inyección para aplicaciones fuera de la carretera y vehículos comerciales. Se puede combinar una gama de componentes y módulos del sistema según las necesidades del fabricante del motor. Esto permite presiones de entre 1.800 y 2.500 bares. El sistema se puede utilizar de forma variable en motores con hasta ocho cilindros y potencias de motor de entre 560 y 850 kilovatios. Está diseñado para durar hasta 15.000 horas en operaciones fuera de la carretera, según el segmento y el mercado. El alto caudal de la boquilla permite optimizar la estrategia de combustión y maximizar la potencia del motor. El sistema también es compatible con propulsores eléctricos.

 

Sistema common rail modular para grandes motores de más de 560 kilovatios:

Con el sistema de inyección modular common rail MCRS, Bosch ofrece una inyección de combustible perfecta para motores de más de 560 kilovatios. Esta solución es adecuada para aplicaciones industriales móviles y estacionarias, motores de barcos y locomotoras, y generadores estacionarios. En comparación con los sistemas de inyección mecánica, el sistema common rail para motores grandes puede ayudar a reducir significativamente el consumo de combustible y los costes operativos. El diseño especial ofrece acumuladores de alta presión en la bomba y los inyectores, y elimina la necesidad de un riel. Esto permite un diseño flexible del motor, minimiza las fluctuaciones de presión y asegura una presión de inyección constantemente alta en la boquilla, incluso para inyecciones múltiples. Gracias al tamaño variable y al rango de rendimiento de las bombas e inyectores, el sistema de inyección se puede ajustar a diferentes tamaños y potencias del motor. La bomba de alta presión se escala a través del número de elementos de la bomba, mientras que el inyector utiliza diferentes tipos de boquillas con tasas de flujo variables. El sistema está disponible en dos niveles de presión de 1.600 o 2.200 bares. Para los motores en el extremo inferior del segmento de motores grandes, es posible combinar la bomba de inyección MCRS con los inyectores CRIN del sistema modular CRSN.