Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

Valencia homenajea al sector florista con su Falla Municipal Infantil

Los artistas Ariadna González y Javier Gurrea han trabajado todo el año en el monumento infantil de la Plaza del Ayuntamiento de Valencia, un homenaje a los floristas13/03/2019Sector: Organizaciones y otrosAutor: GuíaVerde

Aquel que haya visitado la plaza del Ayuntamiento de la ciudad de Valencia, no habrá pasado por alto los pequeños y encantadores puestos de flores que rodean la plaza.

 

Ahora, el consistorio de la ciudad les rinde homenaje estas fallas con el monumento infantil que preside la plaza del Ayuntamiento durante las fiestas locales, las Fallas.

 

Bajo el título Paradeta de flors nº 14("Puestecillo" de flores nº14), el monumento para la Fallera Mayor Infantil Sara Larrazábal homenajea a todo el sector florista, pero especialmente a las casetas de flores que han estado presentes durante décadas en la Plaza del Ayuntamiento de “la ciudad de las flores” y que han vivido todas las reformas de la plaza durante muchos años.

 

 

El monumento se ha fabricado en su mayoría en cartón piedra. En palabras de sus autores: "Nos comprometimos a minimizar el uso del corcho y lo estamos haciendo. Queremos que sea una cremà lo más limpia posible". Al respecto del homenaje a los floristas, afirman que "Queremos hacer un homenaje a estos pequeños comercios y a sus trabajadores. A la cabeza de este puesto de flores está Empar, una mujer emprendedora que inculca a su hijo los valores del pequeño comercio y le explica la importancia de las flores en los distintos momentos de la vida".

 

Los autores van a incorporar a la falla aromas para que "cuando te acerques a la falla puedas percibir sutilmente esencias florales. También hay códigos QR en la cartelería y juegos de preguntas y respuestas sobre la importancia de las flores en nuestra cultura".

 

Estas casetas están situadas exactamente en la zona en la que se dispara la tradicionalmascletà, concretamente en la zona restringida a la que solamente tienen acceso el personal de seguridad y el de la pirotecnia, por lo que durante el mes de marzo, y hasta el último día de fallas, los puestos de flores deben de parar de vender antes, durante y después de la mascletà hasta que los operarios desmontan y pueden retomar su actividad.

 

El consistorio, independientemente de quién haya gobernado, siempre ha valorado estos puestos y el sacrificio que realizan en el comienzo de la primavera en pro de la celebración de las fallas, un evento que multiplica la actividad económica en la ciudad. Por ello, el monumento diseñado por Ariadna González y Xavier Gurrea homenajea a las auténticas protagonistas de la plaza, no solamente en fallas, sino durante todo el año: las floristerías.

 

 

En 2019, la falla municipal pretende homenajear a todas estas personas que han trabajado durante muchos años en uno de los oficios más artesanales y antiguos, que además han sido una de las principales enseñas de la ciudad a lo largo de su historia.

 

Una de las preguntas que figuran en la cartelería del monumento es: ¿Puede existir una Valencia o unas Fallas sin flores? La respuesta, al menos desde GuíaVerde, la tenemos clara: rotundamente no.

 

*(Fotografías de JCF)