Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

ITALIA

Los floricultores italianos piden una exención en las cotizaciones sociales y una actualización del Bono Verde

El Bono Verde aprobado antes de la crisis ofrece ahora deducciones para las empresas del sector de hasta 5.000 euros

19/06/2020Autor: GuíaVerde

Los representantes del sector de la floricultura italiana han solicitado al gobierno la exención del pago de las cotizaciones a la seguridad social agrícola y una actualización del Bono Verde para hacer frente a la situación de crisis generada por la Covid-19, según ha publicado DIYandGarden.

Cabe recordar que el Bono Verde fue aprobado el año pasado y supone una deducción del 36% en los costos para la restauración de áreas privadas al aire libre de edificios existentes, unidades inmobiliarias, espacios o cerramientos pertinentes, sistemas de riego y creación de pozos con vegetación, y para la creación de techos verdes y jardines en la azotea. La deducción cubre gastos de hasta 5.000 euros.

Esta petición lleva la firma de Luca Magazzini (Asociación Italiana de Viveros), Nada Forbici (Assofloro), Paolo Arienti (Distretto Vivaistico Planta Regina)) y Mario Faro (Consorcio de Viveros y Agroalimentación del Mar Jónico).

“Nos gustaría recordarle que el sector de viveros se encuentra entre los sectores agrícolas que mayor empleo generan para la producción . Por lo tanto, la exención del pago de las contribuciones sería una ayuda concreta e importante”, explican los firmantes quienes señalan que esta compensación indirecta, puede generar beneficios inmediatos para las empresas, además de favorecer el ahorro y, por lo tanto, mantener la liquidez dentro de las empresas. Sería, señalan “un reconocimiento justo para aquellos que durante mucho tiempo se han comprometido a dar trabajo de manera regular”, en tiempos en los que el “trabajo no declarado también afecta gravemente a nuestro sector”.


Respecto al Bono Verde, solicitan que se amplíe el porcentaje de deducción (del 36% al 90%) y el límite (de 5.000 a 10.000 euros). “Es una herramienta importante para las empresas que se ocupan del cuidado y la construcción de áreas verdes, que ya funcionaban antes de la crisis económica vinculada a la propagación del coronavirus y que si se expande puede aumentar significativamente los beneficios directos para las empresas y también a los ciudadanos”, aseguran.


“El llamamiento que hacemos a nuestros representantes e instituciones es que presten una atención real y concreta para el sector de viveros. Es un sector que nunca ha tenido ayudas de ningún tipo y que incluso con la crisis económica vinculada al coronavirus ha pesado poco o nada en el Estado”. “El sector agrícola y su cadena de suministro verde son de importancia económica y social que no deben pasarse por alto, también por los beneficios para la salud que proporciona a las ciudades”, sentencian.