Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

Los fertilizantes sostenibles, objetivo de la Unión Europea

El reglamento armoniza las normas para los fertilizantes producidos a partir de materias primas orgánicas o secundarias en la Unión Europea, lo que abre nuevas posibilidades para su producción a gran escala. 28/12/2018 Sector: Viveros productores de planta | Comercialización y distribución | Jardinería y Paisajismo | Empresas auxiliares | Organizaciones y otros | Semilleros Autor: Agencias/ GuíaVerde

 

La Unión Europea pretende avanzar hacia fertilizantes más sostenibles con el medio ambiente, por ello según el reglamento, los productos fertilizantes de la UE que llevan el marcado “CE” deberán cumplir ciertos requisitos para poder beneficiarse de la libre circulación en el mercado interior de la UE.

 

El reglamento armoniza las normas para los fertilizantes producidos a partir de materias primas orgánicas o secundarias en la UE y esto abre la posibilidad a la producción a gran escala de estos productos.

 

A pesar de ello, los fabricantes de fertilizantes que no lleven el marcado CE seguirán teniendo la posibilidad de colocarlos en su mercado nacional, aunque no será así en el mercado internacional.

 

Los niveles máximos obligatorios de contaminantes, el uso de categorías de materiales de componentes definidos y los requisitos de etiquetado son algunos de los requisitos que incluirá esta nueva normativa de la Unión Europea.

 

El proyecto de reglamento deberá ser adoptado oficialmente por el Parlamento Europeo y el Consejo y está previsto que entre en vigor el vigésimo día después de su publicación en el Diario Oficial de la UE.

 

Este nuevo reglamento, que reemplazará al actual que data de 2003, cubre todos los tipos de fertilizantes desde minerales, orgánicos, mejoradores de suelos, entre otros. La Comisión presentó la propuesta en marzo de 2016 y hasta tres años después no entrará en vigor.

 

Forma parte del plan de acción de economía circular de la Unión Europea y uno de sus principales objetivos es el de fomentar la producción de fertilizantes a gran escala a partir de materias primas orgánicas domésticas o secundarias en línea con el modelo de economía circular, al transformar los desechos en nutrientes para los cultivos.

 

Así mismo, esta nueva regulación traerá al mercado una amplia variedad de fertilizantes innovadores y más sostenibles con el medio ambiente. Tanto fabricantes como agricultores y también consumidores podrán beneficiarse del crecimiento esperado en la productividad agrícola.