Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

Las palabras clave de nuestro Invernadero

La producción de rosas de Aleia Roses gira en torno a la tecnología, clave en la producción sostenible de la mejor rosa del mundo31/05/2019Sector: Viveros productores de plantaAutor: Aleia Roses

El invernadero de Aleia Roses es un referente en tecnología y sostenibilidad a nivel mundial. Pero para entender cómo funciona, puede que tengas que repasar algunas palabras clave.

 

Hidroponía

 

En esta forma de cultivo no se utiliza tierra, sino sistemas con recirculación de agua (donde las raíces están en contacto directo con la misma) o sustratos, que sostienen la raíz de la planta y a los que se incorporan soluciones acuosas con nutrientes disueltos. En el invernadero de Aleia Roses, se utiliza un sustrato inerte que es la lana de roca. De esta forma, la rosa permanece elevada, evitando el contacto directo con el suelo, y cada flor recibe en cada momento lo que necesita.

 

Manejo integrado de plagas (MIP)

 

Las estrategias que previenen enfermedades en la planta son la piedra angular del cultivo sostenible, y en Aleia Roses priorizamos el empleo de soluciones biológicas combatiendo las plagas con sus enemigos naturales y evitando el uso de pesticidas. De esta forma, protegemos el entorno y también la salud de nuestros empleados. Hemos obtenido distintas certificaciones a este respecto que puedes consultar en nuestra web.

 

Pantallas de ahorro energético

 

Colocadas en el interior de la cubierta del invernadero. Este sistema de doble pantalla se activa dependiendo de las necesidades del cultivo. Por un lado, la pantalla de sombreo (menos tupida), permite refrescar el cultivo durante las horas de mayor intensidad solar; por otro, la pantalla de bloqueo (más tupida) retiene el calor durante las horas de frío y oscuridad, conservando la energía dentro del invernadero, además de mitigar la contaminación lumínica cuando es necesaria la iluminación artificial durante las horas de oscuridad.

 

Sistema de nebulización

 

Este sistema de control climático pulveriza agua sobre la parte aérea del cultivo, permitiendo aumentar la humedad en el invernadero, así como bajar la temperatura, mediante una red de pequeñas tuberías de alta presión que dosifican el agua en forma de neblina.

 

Cámaras de enfriado

 

Tras ser cortadas, y previamente a su clasificación, las rosas Aleia pasan a las cámaras frigoríficas, con una temperatura de entre dos y cinco grados, para ralentizar su crecimiento. Estas cámaras son fundamentares para garantizar la durabilidad de nuestras rosas.

 

La producción de rosas de Aleia Roses gira en torno a muchos más términos, clave en la producción sostenible de la mejor rosa del mundo.

 

Desestratificadores

 

Son ventiladores que mezclan y movilizan las capas de aire caliente en el techo y en las zonas más frías cerca del suelo, y las reparten sin provocar corrientes. Su función es homogeneizar la temperatura y la humedad en todo el invernadero.

 

Vidrio difuso antirreflejo

 

Es la base sobre la que está construida la cubierta del invernadero de Aleia Roses en Soria. Este material reparte la radiación solar que llega a la cubierta para que todas las plantas la reciban de manera más uniforme y no se produzcan zonas de sombra o zonas con exceso de luz.

 

Calderas pirotubulares

 

En estas calderas, el agua circula por el exterior y los gases por el interior. Facilitan la recuperación de CO2 de la combustión de gas natural y así evitan la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera y reducen el impacto sobre el calentamiento global.

 

 

Máquinas de clasificado automático

 

Estas máquinas de última tecnología son capaces de clasificar las rosas de Aleia Roses en función de la longitud del tallo, el diámetro, la altura del botón, la apertura y el color para crear ramos homogéneos. Somos el único productor que utiliza máquinas clasificadoras en las que las rosas se colocan boca abajo, para evitar daños mecánicos en el botón floral.

 

Captación de pluviales

 

Para aprovisionarse del agua necesaria para el cultivo, Aleia Roses cuenta dentro de sus instalaciones con dos balsas (de 24.000 m3 de capacidad cada una) que recogen y almacenan el agua de lluvia. A estas balsas llega también el agua recogida en la cubierta del invernadero, y cuentan con una cubierta flotante que evita la proliferación de algas y la evaporación.