Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

MPS Sistema de Certificación

Las empresas españolas cuentan su experiencia con los certificados MPS

GuíaVerde realizará un webinar técnico el 11 de febrero para explicar los beneficios de esta herramienta y resolver las dudas de los profesionales

01/02/2021Autor: GuíaVerde

MPS-ABC es un certificado de referencia en el sector de la horticultura ornamental que además aporta a los agricultores herramientas útiles para monitorizar el día a día de su explotación, pudiendo así lograr una gestión más rentable. Cabe recordar que algunos de los más importantes actores en el sector, como Royal FloraHolland, solicitan a sus proveedores un registro y una certificación medioambiental sólida como esta.


GuíaVerde ha preparado para el día 11 de febrero un webinar gratuito dirigido a productores y comercializadoras de plantas en la que René Rombouts, responsable de MPS para España y Portugal, explicará los beneficios de este certificado y resolverás todas las dudas de los participantes. En todo el mundo, más de 5.000 fincas de producción en más de 50 países utilizan MPS-ABC para hacer que sus esfuerzos de sostenibilidad sean medibles. El uso de este certificado en España y Portugal va en aumento cada año y ya son más de 150 empresas que trabajan con MPS, como por ejemplo Fitoralia, Coplant, Viveiros Río Tollo, Viveros Medipalm, R&L Calabuig o Corma.


Ángel Villarino, gerente de Fitoralia

“Buscábamos una certificación medioambiental que nos permitiese transmitir a nuestros clientes que las producciones de Fitoralia se rigen por unos criterios estrictos y auditados de forma externa”, explica Ángel Villarino, gerente de Fitoralia, al explicar el por qué optó por emplear el certificado MPS-ABC.

Villarino cuenta que desde el punto de vista comercial contar con el certificado MPS-ABC les aporta “la cobertura de una certificación conocida y aceptada en el mercado europeo de planta”, mientras que desde el punto de vista de la producción, les ayuda a “mejorar como empresa en gestión de consumos, no sólo en fitosanitarios, que era uno de los aspectos que ya cuidábamos mucho, sino también desde el punto de vista energético, de consumo de agua, etc.”

Pilar Vaz, director comercial de Coplant

 

“La certificación tiene 3 ventajas competitivas”, señala por su parte Pilar Vaz, directora comercial de Coplant. “Estandariza las producciones fomentando buenos hábitos, lo cual ineludiblemente mejora la calidad del producto; permite la entrada en clientes y cadenas de clientes que lo exigen como requisito previo y se incorpora a las estrategias de marketing de la empresa ponderando los valores de empresa eficiente sostenible y comprometida”. En el caso de esta empresa, se decantaron por la certificación Florimark Tracecert, diseñada especialmente para que comerciantes y mayoristas ofrezcan una trazabilidad del producto al consumidor.

Vaz explica que dieron el paso a certificarse por “la exigencia de algunos clientes”, y destaca que si bien antes los recomendaban, ahora directamente lo piden para hacer negocios. Su producción va destinada principalmente a Europa y apunta que el certificado “nos permite ofertar en los mercados más exigentes en las mismas condiciones que las comercializadoras más importantes de Europa Central”.




José Collazo, gerente de Viveiros Río Tollo

 

José Collazo, gerente de Viveiros Río tollo, cuenta con el certificado MPS-ABC, y afirma que desde entonces ha podido “implantar una cultura dentro de la empresa del análisis de los principales imputs/consumos ligados a criterios de sostenibilidad e impacto medioambiental”. “Todas las decisiones de compra y operaciones sobre los cultivos tienen una justificación y análisis previo, lo cual nos vino muy bien de cara a enfocar la explotación hacia criterios de una gestión integral mucho más eficiente”, apunta. Toda la producción de este vivero va dirigida a canales B2B, en donde más de dos terceras partes acaban en mercados de la zona euro y Reino Unido. Confirma que en estos mercados ha detectado un aumento del interés por conocer la sostenibilidad de las producciones. Es más, añade que “en muchos países es ya una obligación disponer de este tipo de certificaciones, entre otras”. “El punto diferenciador e importante que nos ofrece MPS-ABC es su calificación y que permite compararte con otros productores en términos de sostenibilidad. En nuestro vivero, nuestros enfoque y esfuerzos diarios se centran en intentar obtener la máxima calificación posible en cada temporada (A+)”.



Cultivo de R&L Calabuig

En Viveros Medipalm, su director Alberto Pascual Pastor, explica que ya hace 9 años que implantaron el sistema de calidad MPS-ABC. “La razón fundamental fue poder ofrecer a nuestros clientes plantas de calidad producidas utilizando insumos con el menor impacto ambiental posible”, señala.
“Tenemos incorporado en nuestro sistema de registros de consumos diarios el protocolo MPS, esto nos permite conocer las cantidades consumidas en tiempo real de cada uno de los fitosanitarios y fertilizantes que estamos utilizando, así como el impacto medioambiental que causa cada uno de ellos. Lo que nos ha permitido reducir la cantidad de productos “rojos” y “naranjas” aumentando los “verdes” y los de residuo cero”, comenta Alberto Pascual.

En R&L Calabuig, su director Óscar Calabuig, cuenta por su parte que introdujeron en su producción el certificado MPS-ABC directamente “por necesidades del mercado”. Y es que cuenta, como los anteriores productores, que en su principal mercado -el de Centro Europa- percibe año tras año un aumento del interés por “la sostenibilidad y el cuidado del mercado ambiental”.



Eli Alosno, responsable de calidad y producción en Corma

“El certificado MPS ABC de la producción nos diferencia y añade valor a nuestras plantas, certificando que en el proceso de producción se han seguido unos estándares de sostenibilidad y respeto por el medio ambiente. Además, la certificación facilita a los productores poder llevar un control de los recursos utilizados, hacer un seguimiento de sus resultados en materia de impacto sobre el medio ambiente y comparación entre ellos para fomentar la mejora continua”, explica Eli Alonso, responsable de calidad y producción en Corma, empresa que trabaja exclusivamente con centros de jardinería, jardinería y paisajismo, floristerías y jardinería pública.

Añade Alonso que “el paso siguiente a la certificación MPS ABC de la producción fue la certificación Florimark Tracecert por parte de la Cooperativa. Este certifica el proceso comercial, la logística y la trazabilidad en toda la cadena de suministro. Nos ha permitido comprobar que nuestros procesos internos son robustos en cuanto al seguimiento y control de producto y garantizan que nuestro cliente reciba la planta según los requerimientos solicitados”. Asimismo, destaca que “a nivel interno tanto la certificación MPS ABC como Florimark Tracecert nos han servido para establecer procedimientos y metodologías de trabajo que nos facilita el cumplimiento de otros requerimientos obligatorios del sector, y nos proporcionan una herramienta muy útil para el seguimiento y la mejora de resultados”.

 

INSCRÍBETE EN EL WEBINAR GRATUITO DE MPS