Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

La vegetación del planeta podría aumentar su capacidad de absorber CO2 a finales de siglo

Según un estudio elaborado por la Universitat Autònoma de Barcelona y la Universidad de Standford (EEUU), los niveles de CO2 aumentarán la biomasa de las plantas un 12 % y permitirán así que la vegetación almacene más cantidad de este gas23/08/2019Sector: Viveros productores de planta | Comercialización y distribución | Jardinería y Paisajismo | Empresas auxiliares | Organizaciones y otros | Puntos de venta al público | Semilleros | ObtentoresAutor: GuíaVerde

Conforme a una investigación liderada por el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y divulgado recientemente en la revista Nature Climate Change, las plantas y árboles del planeta podrían adaptarse a las mayores concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono (CO2) previstas para el futuro, llegando a absorber el equivalente a seis años de emisiones de combustibles fósiles.

Dicho fenómeno se produciría por la simbiosis de árboles con hongos y microorganismos del suelo, que los ayudan a extraer fósforo y nitrógeno de manera más efectiva, lo que les sirve para poder equilibrar en su dieta la absorción extra de CO2.

La importancia de preservar los bosques

Sin embargo, el estudio también advierte de que la vegetación solo puede absorber una parte de todo el dióxido de carbono de la atmósfera, a lo que añade que, más allá del año 2100, su capacidad para seguir haciéndolo es incierta.

Según los científicos, la forma más segura de mitigar el calentamiento global y la crisis climática que conlleva, es dejar de extraer combustibles fósiles y frenar la deforestación para preservar los bosques.

En este sentido, Rob Jackson, coautor del estudio, apunta a través de un comunicado de la UAB, que “Plantar árboles o restaurarlos es como ingresar dinero en el banco".A lo que añade que "el crecimiento extra de los árboles con el del CO2 es el interés que ganamos en nuestra cuenta".

Dada la falta de predicciones firmes sobre los niveles de CO2 a escala global, para poder llevar a cabo su estudio, los investigadores emplearon tanto datos de todos los experimentos realizados hasta ahora, como métodos estadísticos, modelos matemáticos, inteligencia artificial y datos satelitales para poder cuantificar la capacidad de los nutrientes y del clima,  con el fin de descifrar el potencial de la vegetación del planeta para absorber dióxido de carbono extra.

Las conclusiones de la investigación ponen de relieve la importancia de preservar los bosques tropicales  como el de Indonesia, el Congo y el Amazonas, puesto que son consideradas las regiones con mayor potencial para almacenar los sobrantes de CO2.

Por su lado, César Terrer, también coautor de este estudio, señala que "Estamos avanzando de manera inexorable hacia la pérdida de un instrumento muy importante para limitar el calentamiento global. Antes de lamentar que hayamos presenciado ya la tala indiscriminada de bosques prístinos y selvas tropicales que constituyen los depósitos más grandes de biomasa de nuestro planeta".