Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

La UE y Reino Unido trabajan en una zona de libre comercio

Las negociaciones se llevarán a cabo todo este año con la intención de finalizar en 2020

04/02/2020Autor: Fepex

Tras la salida oficial de Reino Unido de la UE, comienza la negociación entre ambas partes para establecer una relación futura, cuyas bases están recogidas la “Declaración Política en la que se expone el marco de las relaciones futuras entre la UE y Reino Unido”, que forma parte del Acuerdo de Retirada. Con relación al comercio de mercancías de gran interés para el sector productor y exportador de frutas y hortalizas, se pretende establecer una zona de libre comercio con una profunda cooperación aduanera y reglamentaria, sin aranceles.

“La Declaración Política en la que se expone el marco de las relaciones futuras entre la UE y Reino Unido” está formada por cinco partes: Disposiciones Iniciales, Asociación Económica, Asociación en materia de seguridad, Mecanismos Institucionales y 0tros Mecanismos Horizontales y Proceso Futuro.

En la segunda parte, la relativa a la futura Asociación Económica, la Declaración de la que partirán las negociaciones, establece doce artículos entre los que se encuentran el relativo a las Mercancías, que a su vez está compuesto de 5 partes. Se establece como objetivo general “mantener una relación comercial ambiciosa y que, con vistas a facilitar la circulación de mercancías a través de las fronteras, las Partes contemplan amplios acuerdos que crearán una zona de libre comercio en la que existirá una profunda cooperación aduanera y reglamentaria”. Con relación a los aranceles establece que “la asociación económica debe garantizar, mediante un acuerdo del libre comercio, que no habrá aranceles, tasas gravámenes o restricciones cuantitativas en ningún sector…”.

Con relación a los aspectos reglamentarios se establece que se “promoverán planteamientos reglamentarios transparentes, eficientes… y que fomenten la evitación de barreras innecesarias al comercio de mercancías”. Las disciplinas sobre los Obstáculos Técnicos al Comercio (0TC) y las medidas sanitarias y fitosanitarias deben basarse en los respectivos acuerdos de la Organización Mundial de Comercio e ir más lejos. En concreto, las disciplinas sobre los OTC deben establecer principios comunes en los ámbitos de la normalización, las reglamentaciones técnicas, la evaluación de la conformidad, la acreditación, la supervisión del mercado, la metrología y el etiquetado.

Respecto a las Aduanas y las comprobaciones y los controles, se establece que el compromiso de Reino Unido es muy importante para reducir riesgos y que las Partes desean ser lo más ambiciosas posibles para permitir la facilitación de los procesos administrativos, así como las comprobaciones y los controles.

Aunque la “Declaración Política en la que se expone el marco de las relaciones futuras entre la UE y Reino Unido” es como su nombre indica sólo una declaración y la negociación comienza ahora, para FEPEX es un buen punto de partida, porque contempla las demandas que ha planteado el sector desde la anunciada separaciónde Reino Unido de la UE como es el mantenimiento de una zona de libre comercio con cooperación aduanera y reglamentaria y la ausencia de aranceles, lo que permitirá mantener el flujo de las exportaciones de frutas y hortalizas frescas a Reino Unido, el tercer mercado del sector español, donde se vendieron 1, 4 millones de toneladas hasta noviembre de 2019 por un valor de 1.589 millones de euros.

En cuanto a cómo se van a desarrollar estas negociaciones, en la Parte V de la Declaración Política, se establece que “inmediatamente después de la retirada de Reino Unido las Partes acordarán un programa que incluya: la estructura y el formato de las rondas de negociación, también en relación con las vías paralelas y un calendario formal de rondas de negociación”. Establece también que las negociaciones se llevarán a cabo todo este año con la intención de finalizar en 2020 y que la Comisión Europea está dispuesta a proponer la aplicación con carácter provisional de algunos aspectos de las relaciones futura