Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

MPS

La Administración Pública española apenas aplica criterios medioambientales para la compra de flores y plantas vivas

Sin embargo, existen recomendaciones de la Comisión Europea sobre la Compra Pública Responsable

08/11/2023 Autor: MPS Sistema Certificación

El sector privado (centros de jardinería, grandes superficies…) tiene muy interiorizada la importancia de que sus proveedores de flor y planta viva cuenten con una certificación de Buenas Prácticas Agrícolas o Medioambiental. Pero el sector público español (Ayuntamientos, Diputaciones…) también es un importante comprador de planta ornamental, árboles, arbustos, etc. para dar color y vida a las zonas comunes, como parques y jardines.

Desde MPS hemos querido conocer en qué medida los técnicos municipales españoles aplican criterios de sostenibilidad medioambiental cuando realizan sus adquisiciones de flor y planta viva.

Estudio sobre la existencia de criterios medioambientales

Durante los meses de junio y julio de 2023, MPS ha realizado un estudio, en colaboración con un estudiante de la Universidad Politécnica de Valencia y la Asociación Española de Arboricultura (AEA), para conocer la medida en que las entidades públicas aplican criterios de sostenibilidad en el momento de comprar material verde vivo, como árboles, arbustos o planta de temporada, a través de la contratación directa o un concurso público.

Para este fin se fijó como objetivo contactar con los 100 mayores ayuntamientos de España para entrevistar a los técnicos municipales. Además, se consultó la experiencia de las empresas certificadas por MPS-ABC, se estudió el contenido de los concursos publicados en el portal público https://contrataciondelestado.es y se realizó una encuesta digital, con la colaboración de la AEA.

Este artículo recoge los resultados obtenidos de este trabajo. Como principal conclusión se puede afirmar que, en la actualidad, el sector público aplica en pocas ocasiones criterios de sostenibilidad medioambiental en su gestión de compra.

La compra pública responsable

Hay que tener en cuenta que, para los usuarios y compradores de material verde vivo en el sector público, la Comisión Europea ha establecido unos criterios de cumplimiento voluntario, llamado la “Green Public Procurement” o Compra Pública Responsable (GPP).

El concepto básico de GPP se basa en tener criterios ambientales claros, verificables, justificables y ambiciosos para productos y servicios, basados en un enfoque de ciclo de vida y una base de evidencia científica.

La Comisión Europea ha estado desarrollando criterios voluntarios de GPP para varios grupos de productos, entre otros productos verdes vivos, como planta ornamental, para usar en los parques y jardines de nuestras cuidades. Entre sus recomendaciones consta la certificación MPS-GAP como opción concreta para dar contenido a estos criterios voluntarios.

Italia sí ha dado pasos

El estudio de MPS demuestra que existe un gran desconocimiento en España sobre las recomendaciones de Bruselas. Pero en Italia, la adopción de Criterios Ambientales Mínimos en las licitaciones públicas se ha vuelto obligatoria para suministros, servicios y obras de cualquier cuantía con el nuevo Código de Contratos Públicos.

Las categorías de productos para las que se aprobarán los Criterios Ambientales Mínimos son once, incluyendo la gestión de parques públicos. Los proveedores deberán ajustar sus productos y servicios a la CAM para poder participar en licitaciones de suministros y servicios.

Resultados del estudio

Algunas de las principales conclusiones de la encuesta son:

1) Completaron la encuesta 47 ayuntamientos y empresas públicas de toda España, la mayoría de ellos con un gasto anual menor de 500.000 € en adquisición de flores y plantas vivas.

2) El 59% de los 47 ayuntamientos que completaron la encuesta afirman no aplicar criterios medioambientales


3) Los que sí aplican criterios medioambientales, citan los siguientes:

 
4) El 71% de los que ahora no aplican criterios medioambientales prevén hacerlo en un plazo menor de 3 años, siendo estos los aspectos que pretenden abarcar:

Valencia, Capital Verde Europea 2024 sin exigencias a proveedores

Valencia recibió un gran reconocimiento del compromiso de la ciudad con la sostenibilidad y fue elegida Capital Verde Europea en 2024.  Este galardón, otorgado por la Comisión Europea, reconoce los esfuerzos de la ciudad por mejorar el medioambiente y la calidad de vida tanto de sus ciudadanos como de sus visitantes. Consultando la plataforma de contratación del estado, en los pliegos recientes no consta que soliciten a sus proveedores de material verde vivo una certificación medioambiental, algo que iría en línea con las recomendaciones de la Comisión Europea.  

La compra de material verde vivo: responsabilidad delegada

Como se ha podido saber a través del estudio realizado, la compra de material vegetal no es una actividad del mismo consistorio sino del ganador del concurso público, que se ocupa de un paquete de servicios más amplio, como el mantenimiento de los jardines públicos y/o la recogida de basuras, y que aplica básicamente criterios mercantiles o como mucho las Normas Técnicas de Jardinería y Paisajismo, que no incluyen criterios de sostenibilidad.

En unos pocos casos se ha podido saber que sí se aplican criterios medioambientales, como es el caso del Ayuntamiento de Marbella, Torrejón de Ardoz y Santander. La siguiente imagen muestra como este ayuntamiento lo refleja en su pliego (texto recortado):

MPS-ABC, una certificación más acertada que un ISO-14.001

En España existen unos 140 productores de plantas ornamentales, árboles, arbustos… que aplican criterios medioambientales en su producción y que están certificados según el esquema de certificación MPS-ABC, acreditado a nivel internacional. Su valor es reconocido por grandes grupos de consumo, como cadenas de supermercados, centros de jardinería o bricojardinería de toda Europa.

Resulta evidente que también para los compradores de flor y planta viva del sector público, la certificación MPS-ABC sería una herramienta eficaz y útil. Con ello pueden dar forma a su política de sostenibilidad en una forma concreta y probablemente es más útil que solicitar una certificación ISO-9001 o ISO-14001. Este tipo de certificación es poco aplicable en el tipo de empresa predominante en el sector ornamental español, a menudo empresas con una base familiar y PYME.

Las certificaciones “ISO” son útiles para organizaciones mayores donde objetivos, funciones, responsabilidades y autoridades están muy definidos; mientras que en el sector ornamental un indicador de sostenibilidad medioambiental que informa sobre el consumo de productos fitosanitarios, fertilizantes, energía y agua es más aplicable, con un impacto directo sobre la gestión del productor en su día a día.

Los productores certificados por MPS-ABC en España y Portugal entre 2018 y 2022 lograron una reducción muy significativa en el uso de productos químicos, especialmente el consumo de los fitosanitarios con mayor impacto sobre el medio ambiente, siendo esto el propósito concreto del Pacto Verde impulsado por Bruselas.

Conclusión

De forma resumida se puede concluir que el sector público es un importante comprador de material vegetal y que en la actualidad no traslada a sus proveedores criterios de cumplimiento medioambiental. Son escasos los ejemplos donde se hace referencia a una certificación que cubre el impacto medioambiental generado en la producción de los plantas o árboles comprados. En algunas ocasiones, solicitan a sus contratistas directos – no siendo los proveedores de la planta – una certificación tipo ISO-14001, que no tiene ninguna afectación a la producción de las plantas que acaban adornando los parques y jardines de la ciudad. Lo apropiado sería solicitar una certificación MPS-ABC, que ayuda al productor a generar un efecto directo en términos de uso de productos fitosanitarios, fertilizantes, energía y agua.