Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

Jardines verticales, la última tendencia en entierros

Se trata de unos nichos verdes concebidos como un jardín vertical modular con especies aromáticas y que configuran un nuevo paisaje en los cementerios. 29/11/2018 Sector: Jardinería y Paisajismo Autor: GuíaVerde

  

Los jardines verticales se han convertido en la última tendencia en entierros. Esta moda ha comenzado en algunos cementerios de Barcelona de la mano de la empresa dedicada a la gestión de servicios funerarios, tanatorios, crematorios y cementerios, Áltima. Se trata de unos nichos verdes concebidos como un jardín vertical modular con especies aromáticas y que se presentan como un nuevo paisaje para el reposo y la contemplación integrado dentro de los parques.

Con este tipo de nichos se pretende ofrecer un servicio más respetuoso y sostenible con el medio ambiente a la vez que se avanza en consonancia con las tendencias en arquitectura y paisajismo, como son los jardines verticales en los espacios públicos.

Estos espacios empezaron a estar disponibles en el mes de octubre y en ellos se introducen especies autóctonas y adaptadas a las condiciones climáticas de la zona. Estas especies ayudan a la biodiversidad del lugar.

En este sentido, el sector funerario trabaja mano a mano con el sector verde. Ya el pasado año se inauguró El camino del bosque. Se trata del espacio natural más grande de España para el depósito de cenizas y que ha recibido muy buena acogida por parte de los usuarios. Este paraje se encuentra en el cementerio de Roques Blanques y permite enterrar urnas biodegradables de madera natural en el margen de un sendero ya existente dentro del recinto.

Este proyecto ha recibido multitud de reconocimientos como el primer premio de la categoría “Innovación en la Construcción” de los Premios Catalunya Construcció 2018; el premio EMAS Cataluña 2018 en la categoría de “Mejora del comportamiento ambiental” y ha sido reconocido como la “Mejor iniciativa medioambiental” dentro del concurso de cementerios de España que organiza Adiós Cultural, revista editada por Funespaña.

El Bosque de la calma comenzó su andadura hace diez años con 1.153 árboles plantados mientras que los Árboles familiares cuentan ya con 402 ejemplares. Se trata de dos iniciativas más de la empresa funeraria en pro del Sector Verde y del medio ambiente.

Para el director de Cementerios de Áltima, Joan Ventura, su objetivo con este tipo de proyectos es conseguir una gestión sostenible y respetuosa con el medio ambiente. El trabajo de la empresa en este tiempo ha sido principalmente la gestión de cenizas, pero con los jardines verticales en nichos, “hay recorrido para innovar en las sepulturas verticales y poder adaptarlas en el entorno donde nos encontramos”, aseguró Ventura.