Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

Gramoflor

Gramoflor y sus sustratos para poinsetias

A las puertas del verano, ya es época de ir planificando los cultivos de ciclo mediolargo para que estén listos a finales de otoño-invierno

04/06/2021Autor: Gramoflor

La Euphorbia pulcherrima, más comúnmente conocida como Poinsetia o Flor de Pascua, de origen tropical y de fotoperiodo corto, que colorea nuestras casas en Navidad, es un cultivo exigente, ya que requiere unas condiciones especiales de iluminación para su adecuada floración, un óptimo manejo del riego y de la humedad en el cepellón, y una temperatura ambiental superior a los 5ºC durante su último estadio en los viveros (septiembre-octubre-noviembre).

Además de las mencionadas exigencias, este cultivo estará en los viveros entre 5 y 6 meses, por lo que la elección de un buen sustrato es primordial para que las plantas encuentren las condiciones óptimas de humedad, temperatura y nutrientes durante todo su ciclo.

En Gramoflor hace años que elaboramos varios sustratos para el cultivo de Poinsetias, combinando turba rubia y turba negra en diferentes proporciones y estructuras para favorecer la aireación y drenaje en los cepellones. A los que añadimos aditivos diversos como el gramoXchange® que aumenta la capacidad de intercambio catiónico (CIC) o fertilizantes especiales con macro y micro elementos para cubrir las exigencias de las Poinsetias, y que éstas no presenten síntomas de carencias nutricionales durante todo su ciclo de cultivo.

En la nueva fábrica de Gramoflor Ibérica en Valencia, además de los aditivos mencionados, podemos incorporar en dichos sustratos, materias primas alternativas a la Turba, como el gramoFLAKES® , que ofrece enormes ventajas a los sustratos utilizados en cultivos de ciclo medio-largo, ya que además de ofrecer un buen drenaje y aireación desde el principio, mantienen la estructura estable durante todo el cultivo sin descomponerse, evitando así encharcamientos en los últimos meses de cultivo, que pueden ser muy perjudiciales.