Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

ERTE, la tabla de salvación de numerosos viveros y centros de jardinería

El sector se debate entre a cuál de las dos modalidades acogerse: ERTE por fuerza mayor o ERTE por producción

28/03/2020Autor: GuíaVerde

La paralización casi total de la actividad en el sector de la flor y planta ornamental está poniendo en jaque la continuidad de muchos negocios en toda la cadena: productores de planta y flor, comercializadoras, puntos de venta, empresas de jardinería y la industria auxiliar.

Para hacer frente a esta crisis sin precedentes, la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas vivas (FEPEX) ha solicitado al Ministerio de Agricultura que se establezcan tres medidas extraordinarias para este sector:

1) un régimen de retiradas de mercancía que sean compensadas a precios de mercado
2) el establecimiento de líneas de liquidez a través del ICO
3) la inclusión de estas empresas entre aquellas que pueden acogerse a los procedimientos de suspensión de contratos y reducción de jornada por causa de fuerza mayor recogidas en el Real Decreto 8/2020.

Y es precisamente esta última posibilidad la que más debate está concitando entre las empresas del sector. En los últimos días, las asociaciones sectoriales han recibido tal volumen de consultas relacionadas con los llamadosERTE de “fuerza mayor” que han establecido videoconferencias informativas, como en la Comunidad Valenciana a través de ASFPLANT, o envío de documentación por email, como ha hecho AECJ con todos sus asociados, para tratar de esclarecer las posibilidades que en materia laboral tienes las empresas.

Existen dos tipos de ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo). El más beneficioso para las empresas es el llamado de “fuerza mayor”, puesto que no tendría que pagar las cuotas de la Seguridad Social de sus empleados durante el tiempo que se mantenga el estado de alarma. La otra vía para acogerse a un ERTE es el de “causa económica, técnica, organizativa y de producción”, cuya ventaja es que puede tener una vigencia más allá de lo que dure el estado de alarma pero en el cual la empresa sí tendría que seguir realizando las aportaciones a la Seguridad Social de sus empleados.

Puesto que las autoridades están siendo muy restrictivas a la hora de aceptar los ERTES por fuerza mayor, el gabinete jurídico Torrijos Abogados que asesora a las empresas de ASFPLANT recomienda “tramitar los dos expedientes”. La tramitación del ERTE por fuerza mayor es muy rápida, ya que la administración tiene solo 5 días para resolver el expediente. Por tanto, la semana que viene comenzarán a conocerse los resultados de las primeras empresas que presentaron su solicitud.

Según un vivero que ya ha enviado su solicitud de ERTE por “fuerza mayor” y con quien ha podido conversar GuíaVerde, sus argumentos a la hora de justificar esta medida han sido que, si bien su negocio no ha sido obligado a cerrar en virtud del Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo, sí están cerrados los establecimientos de sus clientes (centros de jardinería) y además su producto es perecedero, por lo que no se puede reservar para vender a futuro.