Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

El fallo del Tribunal Europeo permitirá que lleguen a la UE plantas creadas con CRISPR

Esta decisión marcó la jornada “La Agricultura del Futuro” organizada por Biovegen aunque la I+D de empresas españolas está bien situada para desarrollar una nueva era de productos agrobiológicos que sustituyan los plaguicidas químicos 07/11/2018 Sector: Organizaciones y otros Autor: Biovegen / GuíaVerde

 

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) permitirá que lleguen a la Unión Europea plantas creadas con CRISPR, pero serán todas importadas. Estas nuevas plantas obtenidas con nuevas técnicas de edición genética como el CRISPR deberán ser consideradas transgénicos (Organismos Genéticamente Modificados, OMG) y estarán sujetas a las normativas que limitan su cultivo e investigación dentro  de la UE.

 

Esta decisión marcó la jornada de Biovegen en Fruit Attraction “La Agricultura del Futuro”, donde todos los profesionales que participaron en el coloquio coincidieron en que se trata de “un paso atrás”. Sin embargo, el doctor en Biología y profesor de Genética de la Universidad de Córdoba, José Ignacio Cubero, avanzó que con tales restricciones a los cultivos editados genéticamente les sucederá lo mismo que a los OMG, “que no se investigarán ni producirán casi en la UE pero entrarán de forma masiva en los mercados a través de importaciones”, aseguró el experto.

 

En este sentido también se pronunció la nueva directora general del Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias (INIA), Ester Esteban que advirtió que al final serán “los propios consumidores los que exigirán explicaciones sobre por qué se está imponiendo este freno a la investigación agraria en Europa”.

 

En la misma línea anterior Cubero aseguró que las técnicas como el CRISPR (mutagénesis) son más perfectas y precisas que las usadas para los OGM (transgénesis) ya que corrigen el genoma desde dentro. “El resultado es límpio, indetectable, por lo que será imposible distinguir estos cultivos”, comentó el experto y añadió que como ya ocurrió con el maíz o la soja transgénica que no se puede producir en Europa pero que sí se usan para alimentar al ganado europeo, acabarán introduciéndose.

 

Por su parte el director del Centro de Biotecnología y Genómica de Plantas (centro mixto entre la Universidad Politécnica de Madrid y el INIA), Antonio Molina destacó los importantes avances en biología de sistemas y en genómica que se están dando a la hora de “conocer y controlar los mecanismos que regulan el desarrollo de la producción vegetal”.

 

En este punto final señaló Molina que la identificación de microbiota para mejorar la captación por las raíces de las plantas de nutrientes o la activación de los sistemas de inmunización que inducen a las plantas a reconocer moléculas de patógenos para desencadenar así sus mecanismos de defensa natural, lo que minimizará el recurso a los fitosanitarios.