Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

El comercio exterior de flores y plantas vivas evoluciona de forma positiva hasta septiembre

Aumenta el interés de muchos países europeos por mejorar y ampliar los espacios verdes en las ciudades 07/12/2018 Sector: Viveros productores de planta | Comercialización y distribución | Semilleros | Obtentores Autor: Fepex/GuíaVerde

 

La exportación española de flores y plantas vivas ha crecido un 17% de enero a septiembre de 2018 al compararla con el mismo período del año anterior, cuantificando 319,8 millones de euros. De ellos, un 85% se corresponden a las ventas de planta viva ornamental, con un crecimiento interanual del 18%, lo que se traduce en 268,5 millones de euros, según datos provenientes del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales.

 

De este crecimiento destaca la planta de exterior con 109,7 millones de euros, un 8% más, seguida de la planta de interior, con 6,16 millones de euros, es decir, un 21% más y los árboles y arbustos con 49,7 millones de euros, con un incremento de un 30%.

 

Con respecto a la flor cortada, la exportación española se incrementó en los nueve primeros meses del año en un 13%, alcanzando los 34,1 millones de euros. La rosa representó el 30% de los envíos, con un crecimiento del 65% con respecto al mismo período del año anterior. Las exportaciones de follaje también se incrementaron en un 16%, cuantificando los 12 millones de euros. En cambio, las exportaciones de clavel descendieron en un 24%, situándose en los 7,3 millones de euros.

 

En cuanto a las importaciones, las de flor y planta viva también han registrado un crecimiento de un 3% alcanzando los 166 millones de euros, de los que 90,5 millones se corresponden a planta viva, un 5% más y 58,2 millones a flor cortada, es decir, un 3% más.

 

Según declaraciones de FEPEX, el crecimiento de la exportación hasta el mes de septiembre ha sido consecuencia en gran parte a las buenas condiciones climatológicas en los países importadores, además de al interés de muchos países europeos por mejorar y ampliar los espacios verdes en las ciudades, debido a los beneficios que ello produce en la mejora del medio ambiente en las mismas, lo que ha conllevado un incremento de la demanda de flor y planta viva.