Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

HORTICULTURA

Diferencias entre la horticultura técnica y la agricultura

La horticultura técnica, un método para maximizar el rendimiento de las plantaciones

09/11/2021Autor: GuíaVerde

Se dice del agricultor que tiene el oficio más importante del mundo. Desde el principio de los tiempos, el origen y desarrollo de las sociedades humanas más allá de la tribu, han estado ligados a la horticultura y a la agricultura. Hoy os vamos a explicar las diferencias entre ambas y os daremos unos consejos e ideas para que podáis desarrollar la actividad de horticultor en vuestro hogar.

La Real Academia Española (RAE) define la horticultura como el cultivo de los huertos. La horticultura se define entonces como el desarrollo de cultivos en huertos y huertas, así como las técnicas que son necesarias para llevar a cabo la actividad. Se puede afirmar que la horticultura es la actividad destinada a la producción de hortalizas en campos y huertas de pequeña extensión, es decir el horticultor cultiva las plantas comestibles (verduras, hortalizas, etc.) para su consumo doméstico o para comercializar a pequeña escala.

La agricultura, sin embargo, es un concepto más amplio, se trata de un conjunto de técnicas cuyo objetivo es la producción de materias primas y alimentos. La agricultura, por tanto, comprende todas aquellas actividades económicas centradas en el cultivo de la tierra y el tratamiento del suelo en grandes extensiones. Desde los campos de arroz, a los cultivos de secano del interior, o los que producen aceite de girasol o de oliva, o incluso algodón o lino. El agricultor es un profesional cuyas labores comprenden todas las actividades necesarias para que se desarrolle la agricultura en un territorio dado: formación de campos agrícolas, sistemas de irrigación, tratamiento de suelos, fertilización, plantación, cuidado de los cultivos y cosecha, entre otros.

Se puede diferenciar la horticultura de la agricultura por las dimensiones de la actividad, ya que la agricultura se desarrolla en extensiones más grandes, incluso territorios enteros, mientras que la horticultura se desarrolla en campos de dimensiones más modestas. Además, la agricultura es una actividad que engloba desde la producción de alimentos a la producción de materias primas de origen agrícola (papel, madera, tintes, etc.) y, sin embargo, la horticultura solo abarca la producción de hortalizas y verduras. Finalmente, podemos diferenciarla en que la horticultura es una técnica específica de producción de hortalizas y la agricultura es un concepto global donde se definen los sistemas de irrigación, las técnicas de poda, el tratamiento de suelos, además de lo que es la producción propiamente dicha, entre otros.

Para tener una huerta en el hogar no es imprescindible disponer de un terreno, ya que se pueden cultivar hortalizas en entornos urbanos, a través de la horticultura técnica, que es aquella que maximiza el rendimiento de las plantaciones mediante técnicas y productos específicos (armarios de cultivo, lámparas, maceteros, sustratos, etc.). En los últimos años se han popularizado los huertos urbanos, y existen en el mercado herramientas y elementos que permiten hacer crecer hortalizas y verduras en terrazas, balcones e incluso interiores, tales como los que distribuye Natural Systems.

Estos son consejos e ideas para poder desarrollar la horticultura técnica en tu hogar:

Busca el lugar más soleado del hogar. Una planta que produce hortalizas y verduras necesita, al menos 6 o 7 horas diarias de luz solar. Incluso si no hubiera suficiente iluminación solar, se pueden emplear lámparas que permiten que las plantas desarrollen su actividad clorofílica.

Escoge un lugar para cultivar. Si tienes jardín o un terreno podrás plantar verduras y hortalizas en el suelo, pero si vives en una casa o piso sin terreno los distribuidores de armarios de cultivo ofrecen multitud de elementos que pueden servirnos para cultivar dentro de nuestro hogar. Además puedes emplear maceteros, jardineras, mesas de huertos urbanos, etc.

También será necesario disponer de tierra o sustrato de cultivo, que se puede mejorar o complementar mediante aporte de compost, turba, fibra de coco, etc.

Otros accesorios útiles son herramientas, sistemas de riego automatizado, regaderas, tijeras de poda, semilleros, etc. Todo ello para que puedas hacer crecer en tu hogar verduras y hortalizas que te proporcionen alimentos de calidad y que, además, te permitan ahorrar en la cesta de la compra.