Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

ESPAÑA

Cactus y suculentas: plantas sostenibles perfectas para jardineros novatos

Se producen en toda España y son muy útiles para hacer frente a los retos del cambio climático

14/01/2022Autor: Fepex

Los cactus y suculentas son plantas que cuentan con tejidos en los que se producen engrosamientos para acumular agua, por lo que están adaptadas a la sequía y tienen menos necesidad de riego, haciéndolas perfectas para contribuir al ahorro de recursos hídricos. Por otro lado, necesitan unos cuidados muy sencillos siendo también adecuadas para las personas que se inician en la jardinería, según la campaña Europa Florece.

 

En España la producción de este tipo de plantas está muy extendida en diversas comunidades autónomas y también su cultivo en jardines privados y públicos. Asimismo, se utilizan en cubiertas verdes o jardines verticales y pueden ser los protagonistas de jardines xerófitos, en los cuales se emplean plantas con pocos requerimientos de agua. Entre las plantas de este tipo más populares están el Aloe vera - a cuyo uso ornamental se suma el que se le da para alimentación o productos cosméticos- las Echeverias, la rosa del desierto, la piedra lunar, los cactus piedra, el cactus erizo, el kalanchoe, la planta rosario o el llamado cactus cola de rata… La lista de suculentas y cactus es larguísima, casi infinita.

 

Sencillos cuidados para disfrutar de estas plantas

Desde Europa Florece campaña impulsada por Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas (FEPEX), para dar a conocer los beneficios de las plantas para el bienestar de las personas, destacan que cactus y suculentas son perfectas para los principiantes en la jardinería, dado que necesitan de unos cuidados muy sencillos y pueden ubicarse tanto en interior como en exterior, siempre y cuando reciban una gran cantidad de horas de luz directa. Además de la luz es importante controlar el riego, evitando encharcamientos, dado que pueden ser mortales para estas plantas. Eso sí, riego reducido no es sinónimo de un riego nulo, una confusión habitual por ejemplo con los cactus. También es importante emplear un sustrato especial para estas plantas, que asegura un buen drenaje, y abonos específicos.