Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

CATALUÑA

Barcelona crea su primera cubierta vegetal silvestre de más de 7.000 metros cuadrados

El espacio ha sido desarrollado en el Museo de Ciencias Naturales y podrá ser visitado

30/06/2020Autor: GuíaVerde

El Ayuntamiento de Barcelona ha creado la primera cubierta verde silvestre de la ciudad, con una extensión de 7.100 metros cuadrados en el Museo de Ciencias Naturales, en el Fòrum. Este espacio que forma parte de las líneas de actuación de la Declaración de Emergencia Climática y el Plan Clima, tiene un carácter experimental, puesto que ayudará a conocer qué especies son las más adecuadas para las cubiertas y azoteas sostenibles de la capital catalana.


El diseño del paisaje es obra de Nuno Almeida, Josep Cònsola, Ignasi Pujol-Xicoy, mientras que el trabajo de arquitectura ha sido desarrollado por Conxita Balcells. El “Terrat Viu” consta de tres prados y tres lagunas silvestres adaptadas al clima mediterráneo. La vegetación se inspira en aquella que había en la ciudad antes de la industrialización y urbanización de los espacios. Los espacios están divididos en prados de plantas anuales, prados de bulbosas,y prados con anuales resistentes a la salinidad. Las tres lagunas también muestran diferentes características y plantas adecuadas para las mismas.

Imagen: TV3

Las características y la situación del edificio han condicionado la vegetación de la azotea ya que la cubierta del museo puede soportar poco peso, se encuentra muy cerca del mar y está muy expuesta al viento. Por ello se han elegido plantas herbáceas que necesitan poca tierra, evitando así árboles y vegetación pesada.

También en el Terrat Viu se ha instalado un “hotel” de insectos polinizadores y próximamente se colocarán cajas nido para pájaros y murciélagos. Actualmente ya se está haciendo un seguimiento tanto de la flora como de la fauna, a través del cual los especialistas del Jardín Botánico, del Museo y del Instituto Catalán de Ornitología, entre otras instituciones, observan la evolución de la azotea.


El Terrat Viu será accesible a la los ciudadanos, y se podrá visitar gratuitamente hasta el 31 de julio. El objetivo es que los ciudadanos descubran cómo evoluciona con el tiempo. Cada año se producirán variaciones en la composición de la flora y la fauna que cambiará a medida que distintas especies accedan a los nuevos recursos que ofrece el Terrat. Este espacio será una nueva oportunidad para que los visitantes del museo puedan conocer mejor y aprender cómo son muchas plantas y animales presentes en Barcelona.