Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

[VÍDEO] La Producción ecológica en España se consolida

España es en estos momentos el principal productor ecológico de Europa. Y el cuarto país del mundo, sólo superado por Australia, Argentina y China14/11/2019Sector: Viveros productores de planta | Comercialización y distribución | Jardinería y Paisajismo | Empresas auxiliares | Puntos de venta al público | Semilleros | ObtentoresAutor: GuíaVerde

Ya no se puede hablar de producción ecológica en términos de moda pasajera o producto para un sector minoritario. Lo que arrancó a principios de los noventa con pequeños agricultores que cultivaban hortalizas sin pesticidas genera ya una producción de casi 2.000 millones de euros al año. Los datos de 2018, publicados por el Ministerio de Agricultura, confirman la tendencia de crecimiento sostenido.

Hoy en día hay ya en nuestro país más de dos millones de hectáreas de terreno dedicadas a la producción eco. Eso supone casi el 10 por cien de la superficie agraria total y desde 2014 la cifra se viene incrementando de manera sostenible año tras año.

España es en estos momentos el principal productor ecológico de Europa. Y el cuarto país del mundo, sólo superado por Australia, Argentina y China.
 

La mitad de esta superficie se la llevan los pastos permanentes y la otra mitad se reparte entre cultivos de tierras arables y cultivos permanentes.


En producción vegetal destaca el incremento de hectáreas dedicadas a tubérculos y legumbres; frutales, plataneras, cítricos y bayas, así como el repunte experimentado por el viñedo y en olivar.


La producción ecológica, en definitiva, crece, y lo hace además con una garantía de calidad: la normativa europea exige a todos los operadores pasar unos controles anuales exhaustivos que aseguran al consumidor final, la alta calidad de los productos eco.
 

La traducción en el mercado no puede ser más clara: el gasto per cápita anual en este tipo de alimentos alcanza ya los 46 euros y medio, el doble que en 2013. Aunque todavía lejos de los 288 euros de Suiza o los 278 euros de Dinamarca.