Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

Fragaria x ananassa

Nombre común: Fresones, fresa, fresas

 Las numerosas variedades de fresas que se cultivan actualmente tienen una doble procedencia. Unas tienen su origen en la fresa de los Alpes (silvestre, trepadora y de pequeños y aromáticos frutos) y la mayoría en especies americanas (de frutos grandes, con menos aromas que los anteriores, gran producción y amplia adaptación al medio). A lo largo de estos últimos treinta años, los seleccionadores nos han dotado de nuevas variedades, trepadoras o no, que han ido desplazando poco a poco a todas las antiguas variedades, entre las que subsisten muy pocas, como las "Mme. Moutot" y "Surprise des Halles".

Las que convienen al aficionado deben tener una fácil adaptación a las diferentes condiciones climáticas y de suelos, no producir demasiados estolones, florecer tardíamente para escapar de las heladas primaverales, sanas, ser resistentes a las plagas y enfermedades, productivas y de buen sabor.
 
 
Exigencias:
 
Las fresas son rústicas, resistiendo bien los inviernos rigurosos; sin embargo, sus flores sufren a veces las heladas tardías de la primavera, siendo más afectadas si se encuentran cerca del suelo, donde la temperatura es más baja. En consecuencia, evitar la localización de fresares en zonas frías. En lo que concierne a la naturaleza del suelo, se adaptan fácilmente a condiciones muy distintas, solamente las tierras muy húmedas o exageradamente calcáreas no le convienen; los suelos de aluvión arcillo-silíceo o arcillocalcáreo son los mejores. Exigen riegos abundantes, donde la pluviometría no es suficiente.
 
 
Multiplicación:
 
Las fresas de fruto pequeño o fresas de cuatro estaciones, se siembran en mayo-junio, en terrinas o bajo abrigo; se recubre muy ligeramente la semilla, que germina en quince días. Las plantas se repican cuando tienen cuatro o cinco hojas, se trasplantan en su lugar definitivo en septiembre, a 30 o 35 cm. x 25 cm. También se pueden propagar por estolones; no obstante, las plantas de semillero son más vigorosas y con frutos más voluminosos; las variedades sin estolones se obtienen por división de la planta madre, cuando ha alcanzado su máximo desarrollo. Las variedades de fresas de grandes frutos se multiplican por sus estolones (nunca por semilla) comprados o sacados de los cultivos establecidos y trasplantando en el otoño o primavera, a distancias que varían entre 30 o 40 cm. en todas las direcciones, según el vigor de la variedad.
 
 
Cultivo:
 
El mantenimiento de las plantaciones en buen estado vegetativo es la principal dificultad de este cultivo.
Para evitar el desarrollo de malas hierbas, es interesante recubrir el suelo con una película de polietileno negro y efectuar la plantación a través de incisiones en cruz practicadas en el lugar de cada planta de fresa. El agua de lluvia o de riego penetra por las incisiones; la película
 
 
Problemas eventuales:
 
Las fresas pueden ser infectadas por diferentes virus trasmitidos por pulgones, y degeneran rápidamente. Estas enfermedades obligan a renovar periódicamente las plantaciones, cada dos o tres años por lo menos, recurriendo a las plantas obtenidas mediante una selección sanitaria y producidas por especialistas. Estas plantas permiten abundantes producciones, que compensan su precio de coste. Los que proceden de cultivos con plantas enfermas, conseguirán infectar todas las plantas con virus (amarilleamiento, jaspeado) e incluso algunas veces con nematodos.
La podredumbre de los frutos, grave en años húmedos, puede evitarse con el empleo de una película plástica negra como "acolchado".
 

Características

Hoja perenneExposición al Sol moderadaTolerancia máxima al frío: 0°CPrecisa riego abundanteMes de maduración: V-VIII