Plataforma Profesional. Portal Web y Directorio Impreso de Empresas, Productos y Servicios de Horticultura, Bricojardinería y su Industria Auxiliar.

Ficus benjamina

Nombre común: Ficus, Ficus benjamina, Ficus de hoja pequeña, Matapalo, Árbol benjamín

Tipo: Planta de interior

Viveros productores y comercializadores de Ficus benjamina: Plantanova

Descripción:
 
El Ficus benjamina, es la planta mas cultivada en los interiores de nuestras casas, son plantas fáciles de cuidar y crecen rápidamente y puede alcanzar los 30 m de altura en condiciones naturales. Posee ramas péndulas y hojas gruesas de 6-13 cm de largo. Cuando fructifica, raramente en interior, produce  pequeñas frutas, similares a los higos, que son el alimento favorito de varias aves en Malasia y Tailandia, donde es nativo.
 
Se trata de una planta arbórea estranguladora, que en su estado juvenil se desarrolla trepando sobre un árbol emitiendo raíces que en contacto con el suelo se engrosan y endurecen para poder (una vez ahogado al árbol al cual se sujeta) mantenerse erguido.
 
Sus hojas son gruesas de color verde oscuro brillantes con un ápice muy prolongado. Toda la planta tras un corte provoca la salida de látex (líquido lechoso) que puede causar irritaciones.
 
Durante el invierno mantiene su desarrollo a la mínima expresión, pero cuando llega la primavera, comienza de nuevo sus brotaciones más o menos espectaculares que no cesarán hasta ya bien adentrado el otoño. Las nuevas hojas son verdes claro que contrastan con las antiguas de color mucho más oscuro.
 
 
Cultivo y cuidados:
 
Necesita sitios muy luminosos, intentando que no le dé el sol directo, a no ser que se le vaya acostumbrando poco a poco a los rayos solares, para no producirle quemaduras, aunque en climas cálidos se puede cultivar en exterior, soportando pleno sol, aunque prefiere semisombra.
 
Lo ideal es que las temperaturas no bajen de los 13º C y en verano una temperatura en torno a los 24º C. El Ficus benjamina puede vivir al exterior en climas donde no hay heladas (temperatura que no baje de 0º C), incluso a pleno sol. Sino, en climas mas fríos se puede sacar al exterior con buen tiempo, a semisombra y en otoño meterlo dentro de casa otra vez.
No es exigente en humedad ambiental, pero agradece un fino rociado diario, excepto cuando la temperatura baje de 15º C, ya que pueden aparecer hongos.
 
 
Los riegos durante el crecimiento han de ser continuados, ya que la planta transpira más humedad y por ello se suele secar más rápidamente el sustrato. En caso de quedarse el sustrato muy seco puede causar su crecimiento y aparecer un amarillo rápido de sus hojas e incluso, provocar su caída en pocos días. Es cierto que la planta se puede recuperar con cierta facilidad emitiendo nuevas hojas, pero pierde su belleza ornamental durante este período de renovación foliar.
 
El abonado hay que hacerlo cada 15 días en primavera. Si puede ser, que sea uno especial para plantas de hojas verdes. Hay que aportar hierro al agua 1 vez al mes, así evitarás un posible amarilleo de las hojas por su carencia.
 
 
Multiplicación:
 
 La reproducción del ficus se realiza mediante esquejes en primavera con una humedad alta o por acodo aéreo, que consiste en colocar tierra a una rama en altura mediante un recipiente a la rama que queremos esquejar, para que enraíce y poder cortar una vez a enraizado.
 
 
Usos:
 
Como planta de interior en multitud de casas por su fácil cultivo y su pronta adaptación a los interiores, o en climas cálidos como planta de exterior aislada.
 
 
Curiosidades:
 
El Ficus benjamina cuando tiene algún problema reacciona normalmente tirando hojas. Sin embargo, aunque se defolie totalmente, no lo tires, tiene capacidad para rebrotar de nuevo. Lo más usual es que amarillee y tire las hojas provocado por un exceso de riego.

Características

Exposición a pleno Sol Precisa riego moderado Tolerancia máxima al frío: +5ºC Altura: 1,5-2 m